Conoce 5 tips para que tu fragancia perdure más
  1. Conocer el PH de tu piel.

El PH es el grado de acidez que tiene nuestra piel, mantenerlo equilibrado nos protege de agentes externos, por lo tanto, nos sirve como barrera protectora. Cada persona tiene un grado de PH diferente y estas variaciones son las que determinan el comportamiento de nuestras fragancias en nuestra piel, por eso, no todos los aromas huelen igual en todas las personas.

  1. Elegir la fragancia con la concentración adecuada.

Las fragancias que tienen una concentración entre un 20% y 33% de concentración son las opciones más duraderas, al tener mayor intensidad se fijan más en la piel y perduran más. Existen diferentes tipos de fragancias, como: agua de colonia, colonia y agua de perfume, éstas tienen una concentración baja y son más volátiles. En Senthia encuentras las fragancias con un grado de concentración del 33%, por lo tanto, su intensidad y calidad también te ayudarán a que tu aroma perdure más.

  1. Elegir las notas principales de la fragancia dependiendo del tipo de piel.

Para las pieles con tendencia grasa se recomienda usar fragancias con notas florales o notas cítricas. Para pieles secas, lo ideal es aplicarse fragancias con notas orientales, estas que contengan en su composición materias primas como maderas, especias o aceites esenciales, la intensidad de estos ingredientes se adhiere mejor y perduran más en pieles secas.

  1. Tener en cuenta que a veces nos saturamos de la misma fragancia.

En ocasiones nos preocupamos por no percibir nuestra fragancia y esto es totalmente normal, nos acostumbramos a percibir la misma fragancia y nuestro olfato se puede saturar, por lo tanto, en ocasiones percibimos nuestra fragancia solo en el momento de la aplicación. No obstante, las personas que nos rodean si perciben nuestro aroma durante el día.

  1. Complementa tu fragancia con crema humectante.

La crema hidratante puede convertirse en una aliada para la duración de tu fragancia, al tener tu piel hidratada, aseguras su absorción de forma más persistente y eficaz. Y si además usas la crema con la misma fragancia que te aplicas, los efectos serán mucho mejores. Así que, aplícate crema después de un baño y antes de aplicar tu fragancia y verás como el aroma perdurará por más tiempo en tu piel.