La Rosa, ingrediente clave para fragancias

La rosa, considerada la reina de las flores, ha sido fuente inagotable de creatividad para muchos perfumistas. Su nombre proviene del latín “rosa” que inicialmente fue tomado del griego que significa “efluvio oloroso”, “lo que es fragante”, o “lo que desprende olor”.

Su aroma es tan complejo que logra presentar diferentes matices olfativos: desde polvosas sensaciones intensas, pasando por cautivadores toques románticos hasta tonos sensuales y misteriosos.

A pesar de las diferentes especies y variedades de rosas que existen, sólo dos de ellas son usadas en perfumería, ambas poseen pétalos revestidos de un color rosa:

  • La Rosa Damasco o rosa de Bulgaria(Rosa Damascena) y
  • Rosa Repollo,  Rosa de Maio rosa de mayo (Rosa Centifolia).

La complejidad de la rosa ha hecho que todavía no se pueda reproducir su aroma de manera artificial, a pesar de todos los esfuerzos de la industria química por crearlo, pues se necesitan 3.500 Kg o más para producir 1 Kg del aceite esencial.

Te invitamos a Descubrir el aroma de la rosa, símbolo de amor y feminidad.

Amada y venerada y fuente de inspiración de muchos perfumistas.